El efecto Forer en las elecciones argentinas

La política argentina es digna de estudio, básicamente porque la sociedad argentina es digna de estudio. Aquí se han probado todo tipo de estrategias políticas y económicas y por ello estudiosos del mundo le dedican su tiempo a esta tierra al sur de todo. Sin ir más lejos el populista peronismo es estudiado por muchos eruditos del mundo.

En este año nos han inundado de spots de propaganda todo el año por la cantidad de elecciones que tuvimos en este 2015. Hoy a la noche se hará un debate, el segundo, pero el más importante porque es en el marco de un ballotage. Hay mucho en juego, o siguen los que hacen 12 años que vienen gobernando con buenas y malas decisiones o se cambia por un intendente que gobernó con éxito la ciudad de Buenos Aires. Hoy escribo en un humilde intento de llamar la atención del votante porque algo me preocupa: la falta de definiciones por parte de los candidatos.
Las elecciones se pueden dividir en dos, antes y después del ballotage. Antes del ballotage teníamos por ejemplo a Macri, Scioli, Stolbizer, Del Caño y Rodriguez Saá que nunca entendí que pito toca en el escenario político argentino.
Ahora bien, existe algo que se llama “efecto Forer” llamado así por el psicólogo Bertram Forer, quien en 1948 llevo a cabo un experimento con sus alumnos. Les dio un test de personalidad a cada alumno para que cada uno lo completara y luego él les daría una devolución o valoración de los sendos textos. Forer pidió a cada uno de ellos evaluar su análisis en una escala de 0 (muy pobre) a 5 (excelente). Los alumnos entregaron la evaluación de análisis al profesor y todos coincidieron con el mismo promedio de 4.2 en la escala valorativa.
Luego de eso Forer reunió a sus alumnos en una clase y les pidió a uno de ellos que leyera la valoración que Forer hizo exclusivamente para ese alumno. Grande fue el asombro cuando el resto del alumnado se dio cuenta que el profesor les había respondido lo mismo a todos. No importaba qué hubiesen escrito ellos, Forer le había dado el mismo texto de valoración a todos por igual y los alumnos coincidieron en un promedio de 4,2 en lo analizado por el profesor. El texto es el siguiente:

Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Tiendes a ser disciplinado y controlado por el exterior pero preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas.

Esto develó que si uno usa frases ambiguas y generales normalmente las personas tienden a estar de acuerdo con ello. Como la última frase de la valoración de Forer ” A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas.” Todos somos a veces extrovertidos y a veces no. Y es lo mismo con todas las frases. Esta técnica es la que usan los vende humo que realizan horóscopos. Si eres de Aries lee Piscis o cualquier otro y también te servirá.
Eso mismo, pero llevado a la política es lo que ha dominado las elecciones de este año. Macri se la pasa hablando de diálogo. ¿Quién puede estar en contra de eso? Y en su web, en el link “propuestas” podemos leer frases generales como esta: “Sólo podremos construir un futuro si trabajamos juntos.”
Obviamente nadie va a decir “no, yo quiero trabajar solo.” Son tan obvias que me asusta. Acá va otra “Vamos a construir un país orgulloso de su gente, de su clase media, donde todos puedan ser dueños de su futuro y se sientan parte de una sociedad que crece y se desarrolla.” ¿Quién puede estar en contra de una frase tan general y positiva?
Scioli hace lo mismo, Del Caño recuerdo que tiraba las mismas consignas cuando era candidato a presidente y cuando era candidato a concejal y así con todos.
También usan el llamado “efecto pozo”. Haga la prueba, elija una frase del cuadro de abajo, una por columna y verá que se arma una oración con el suficiente sentido para que todos estén de acuerdo.

Señoras y señores la coyuntura actual debe integrarse en la finalidad global de un proceso dirigido hacia la igualdad
Estoy realmente convencido que la situación de exclusión que sufren algunos de ustedes obliga a pensar en un aumento de la eficacia de un futuro orientado hacia un aumento del progreso y de la justicia
Sepan desde ahora que lucharé por conseguir que se admita que la agudeza de los problemas de la vida cotidiana interroga al ciudadano que soy y nos obliga a todos a ir hacia delante por la vía de una reestructuración social en la que cada uno podrá encontrar por fin su dignidad
Por otra parte, hoy puedo afirmar con conocimiento de causa que la voluntad feroz de sacar a nuestro país de la crisis tiene como consecuencia obligatoria la urgente necesidad de una valorización sin concesiones de nuestras características específicas
Quiero manifestar aquí mi férrea determinación a proclamar con voz bien alta que el esfuerzo prioritario a favor de la precaria situación de los excluidos potencia mi deseo incontestable de ir en el sentido de un plan que corresponda realmente a las exigencias legítimas de todos
He defendido durante mucho tiempo (permítanme recordárselo) la idea de que el particularismo debido a nuestra historia única debe conducirnos a la elección realmentte imperativa de unas soluciones rápidas correspondientes a los grandes ejes sociales prioritarios
Y declaro plenamente consciente y con total convicción que la aspiración más legítima de cada uno al progreso social hace de las preocupaciones de la población la base para la elaboración de un programa más humano, más fraternal y más justo
Y ciertamente no serán ustedes, mis queridos compatriotas, los que me contradecirán si les digo que la necesidad de responder a las inquietudes diarias de todos ustedes, tanto jóvenes como ancianos implica una misión, en síntesis, de las más estimulantes para mí: la elaboración de un proyecto portador de verdaderas esperanzas, especialmente para los más desfavorecidos

 

Con estas dos técnicas intentarán engañarnos en el debate. ¿Cómo lo sé? Porque han venido haciéndolo durante todo el proceso electoral. Por una cuestión de responsabilidad civil debemos exigir a los candidatos respuestas claras y serias. ¿Decís que harás un millón de casas en cuatro años? Que bien ¿y cómo lo harás? Declarás que hay que abrirse al mundo. Ok, ¿cuál es su política en cuanto a relaciones exteriores? Y así con todos los puntos importantes del país.
Yo veo que el común de las personas está pensando de una forma tan chiquita que sólo piensa en el dólar. Y un país que piensa más en una moneda extranjera que en la propia no tiene futuro. Para mí devaluar el dinero del propio país es traición a la patria. Que tu dinero no valga no hay forma de dibujarlo con ningún argumento, pero esa es mi opinión muy, pero muy personal.
Nada se sabe de la política de inmigración, de Relaciones Internacionales, en materia científica, aeroespacial, política de transporte, militar, política de defensa, etc. La gente está tan obnubilada con el dólar que no pregunta lo básico que debería.
En fin, cada uno debería pensar como si jugara al ajedrez en donde uno piensa cinco o seis jugadas para adelante. Pedir devaluar sin un plan, abrir importaciones sin un plan, pregonar que se va a luchar contra el narcotráfico sin un plan es poco serio. Y hasta ahora no escuché a ninguno que muestre un plan serio, sólo frases pensadas por expertos que se pasean entre el efecto Forer y el efecto Pozo intentando tomar de estúpida a la gente. Y lo están logrando.
Hay poca seriedad para los momentos que estamos viviendo. Espero que mejoremos algún día el nivel político, no sólo de los candidatos sino de la sociedad, que es de dónde salen ellos.

Anuncios

Publicado el 11/14/2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: