Sobre la visita de Obama

Hace unos días tuvimos el honor de recibir la visita del presidente de Estados Unidos Barack Obama. La plaza de mayo se llenó de banderas argentinas y norteamericanas, algo normal aunque muchos (con mente setentista) no lo entiendan. Ahora bien, ¿Argentina qué gana con esto? Aunque a corto plazo salga del agua con algunas medidas, en el mediano y largo plazo (que son los tiempos en los que piensa un verdadero estadista) se hundirá de nuevo.

Seguramente aunque la presencia de Obama, en cierta manera, avale el plan de gobierno de Mauricio Macri y su retórica nos quiera hacer creer que por arreglar con los fondos buitres nos van a llegar miles de millones de dólares, en el fondo no es tan así. La historia del país lo demuestra.

Sin ánimo de contradecirme, en el corto plazo puede que haya algunas mejoras, sin embargo, en el mediano y largo plazo las consecuencias son más difusas. Y el gobierno de Macri no hace ni medio esfuerzo en aclarar eso.

Obama

Si desea saber pormenorizadamente el porqué, en teoría, somos mejor mirados por el mundo podés leer en este mismo sitio la opinión titulada “igual que en una disco”. De hecho Obama vino porque se está solucionando el tema buitre. Sino no viene. La cosa es que tenemos más cosas para perder que para ganar.

Sacando lo de los fondos buitres, tema que había que solucionar (sinónimo de pagar en este caso) y se está logrando, la visita de Obama trae muchos interrogantes.

Por empezar, el gobierno argentino permitió que toda la inteligencia norteamericana se metiera en el territorio nacional con todo tipo de equipamiento tecnológico. Esos avances en tecnología de inteligencia y guerra electrónica no podemos ni llegar a soñarlos ya que tenemos una agencia de inteligencia que programa troyanos con una Commodore 64. Por eso nuestros funcionarios ni tienen en cuenta el riesgo potencial que resulta permitir entrar tanto equipamiento de inteligencia de un país extranjero. Dicho riesgo nuestro gobierno no lo tuvo en cuenta o despreció la idea, no sé si por corruptos, por obsecuentes con los poderosos o por inoperantes. El tema es que no valoraron bien ese tema.

Reflexiónenlo al revés, piensen si Obama les permitiría a los argentinos meter (si tuviéramos obvio) en su territorio un Boeing equipado hasta los dientes con lo ultimo en tecnología de inteligencia y guerra electrónica con lo que podríamos recopilar información interna de aquel país. Por supuesto que no. ¿Entonces nosotros por que somos tan debiles para permitir esas cosas?

Segundo, nada asegura que dichos equipos salgan del país. En el caso que permanezcan dentro se puede utilizar para muchas cosas, obviamente negativas para nuestra nación. Acá van ejemplos, si los equipos fueron llevados a Bariloche, en ocasión de la visita de Obama a dicha ciudad, y los dejan ahí pueden triangular la información entre la base americana en Chile, que está en Concon, la que se formaría clandestinamente en Bariloche y la inglesa en Malvinas. Con eso espían y controlan casi toda la Patagonia. ¿Y por qué importa esto? Importa porque los chilenos no se cansan de pregonar que les robamos la Patagonia con el Tratado de Límites Chile-Argentina 1881, cosa que no es así porque la Patagonia nunca fue de Chile y además ellos firmaron el convenio. No obstante, con el paisito que tienen siempre miran con envidia para este lado del continente con ganas de quitarnos terreno. Y no sean ingenuos, no crean que Chile cederá parte de su territorio para una base extranjera y USA no compartirá con ellos la información que tenga sobre Argentina ya que, para los chilenos, somos una hipótesis de conflicto.

Sigo, a los ingleses también les sirve por seguridad de las Islas Malvinas que por ahora mantienen y son nuestras. Triangulan la radarización de toda la Patagonia y le será difícil a Argentina mover un avioncito con algún grado de sorpresa en caso de conflicto bélico.

Y a los norteamericanos les sería útil para controlar, espiar y monitorear, entre otras cosas, la base que China construyó en la Patagonia Argentina Como verán todas estas posibles contingencias seguramente ni las ha tenido en cuenta el pasante que tenemos presidiendo el país.

base-chinaBase china en Neuquén

Para que no pienses en nada de esto, parte de la estrategia de persuación es la toma del AFSCA donde estaba Sabbatella, que no es santo de mi devoción porque según los estatutos del mismo AFSCA no era idóneo para el cargo, la forma desprolija de echarlo denota que querían “manotear” dicho ente audiovisual para manejar la comunicación del país. La quita de apoyo al canal Telesur es evidencia de ello. Además están los diarios nacionales como Clarín, La Nación y otros, que como toda empresa enfocada netamente al lucro, se vende al mejor postor entonces no escriben mal del gobierno ni cuentan lo que les estoy contando, no vaya a ser que le quiten la pauta (publicidad) oficial.

En la práctica esto significa que los temas candentes del gobierno no los editorializan y si te los tienen que contar morigeran las consecuencias negativas y exaltan sobremanera las positivas. Como suelo decir, y disculpen la vulgaridad “te orinan y te dicen que es agua bendita”.

Un ejemplo de ello es que, con afán de convencer o persuadir, repiten como loros que estamos mejor mirados por el mundo, pero no es tan así. La parte que no está impresa en la tinta de esos prestigiosos matutinos es que el mundo no posee un par de ojos sino muchos. Cuando ciertos países empiezan a mirar bien a Argentina, otras naciones la empiezan a mirar mal. Te puede comenzar a mirar bien USA, pero Rusia o China (que era aliado y la mayor potencia económica mundial) nos empiezan a mirar de reojo. Con China hay quince tratados firmados por la anterior presidenta y que por ahi se caen. No todas son rosas en las relaciones internacionales. En fin, por un lado se gana y por el otro se pierde. Es un juego geopolítico de suma cero, usted se alía con uno y se pone en contra al otro.

De lo que no se habla tampoco es de algo casi imposible de resolver: las consecuencias de las deudas que tomará Macri no sólo para pagar a los fondos buitre sino también los préstamos que pedirá a los organismos multilaterales de crédito. Se las hago corta, mis hijos y los hijos de mis hijos tendrán que pagar dicha deuda. Eso quiere decir que en el fondo el país realmente no despegará por varias generaciones.

Macri está haciendo un traspaso de dinero directamente a las empresas privadas, muchas de ellas de amigos como Nicky Caputo con el que se fue de luna de miel y otras de capitales extranjeros. Es más, llegó a la obscenidad de quitarle las retenciones a la minería, por lo que emprendimientos como Veladero en San juan, de la que se extrae oro y plata y gasta 9 millones de litros de agua diarios, no tendrá ninguna retención por parte del gobierno. No quiero tirar frases de zurdito, pero se llevan el oro y la plata y nos dejan los desechos y el cianuro.

Lo más importante acá es que esa quita de retenciones repercutirá en la recaudación nacional. Todo ello es un esfuerzo de Macri por caer bien, es un guiño a los mercados, señales de humo para Obama y Cía.

No sé si se han percatado de algo, pero no se sabe bien qué temas discutieron las dos naciones. Se habla como al pasar de narcotráfico, cambio climático, pero dichas de manera superficial. Nos entretienen con la quita del visado para viajar a USA, sin contarte que tenemos que implementar las políticas de seguridad que creó USA después del 9-11, por lo que también van a tener información de lo que ocurre con nuestros aeropuertos. Se presume en que Obama presionará para implementar el libre comercio con Argentina.

Ojalá que los funcionarios que supimos conseguir funcionen y no firmen un tratado de libre comercio general sino en áreas particulares, cosa difícil porque fabricamos lo mismo que los norteamericanos, pero en menor medida. ¿Alguno se cree que un americano se desvelará por comprar una notebook Banghó armada en Tierra del Fuego? Por supuesto que no, pero puedo apostar que un argentino hasta se pide un préstamo para comprarse una Mac. Siempre será así, la balanza comercial siempre va a estar desbalanceada, muy desbalanceada para el lado americano. Es obvio que así sea y no reniego contra ellos por eso, lo que me preocupa son las pequeñas y medianas empresas argentinas que dicho tratado pueda perjudicar.

En conclusión, Obama me cae mejor desde que lo escuché en las conferencias que dio. Su señora, Michelle, me resultó una grata sorpresa. Es más, creo que Barack no habría ganado las elecciones sin el empuje de su esposa. Deben tener sus cosillas porque una potencia mundial como lo son los Estados Unidos no los podría manejar una ovejita inocente, no obstante, dentro de lo pesado es lo más liviano.

Mi problema no son los Estados Unidos, nunca lo fue. Aunque a veces se me escapen algunas frases picantes, no está en mi naturaleza ni en mi ideología criticarlos u odiarlos. De hecho admiro la manera en que mantienen su ideología y defienden sus intereses gane quien gane la elecciones. Modelo de país que le llamamos acá. Exactamente lo mismo pienso de Chile e Inglaterra. Mi problema no son los paises extranjeros sino los funcionarios argentinos, su obsecuencia, falta de coraje, expertise y amor a la patria.

Es complicado equilibrar la balanza comercial entre los dos países porque hay desproporciones obvias, pero me encantaría que se equilibrara con Estados Unidos el coraje, el talento político, la experiencia y el amor a la patria. Sólo así podremos defender nuestros intereses hasta el límite de lo posible.

Anuncios

Publicado el 03/28/2016 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: